sábado, 14 de noviembre de 2015

JUAN ANTONIO ESPINOSA: CANCIONES DE LUCHA Y ESPERANZA

Vamos a dedicar esta página a un compositor y cantautor bastante desconocido que en los años 70 le puso música a poemas de varios poetas españoles y latinoamericanos: nos referimos a Juan Antonio Espinosa.

Juan Antonio Espinosa Bote (Villafranca de los Barros, Badajoz, 1940), procede de una familia de músicos, lo que le hizo sentir esta afición desde joven. Estudió Humanidades en el Centro de Estudios Clásicos de Aranjuez; solfeo y armonía, en el Real Conservatorio de Madrid; Filosofía en la Universidad de Alcalá de Henares y Teología y Pastoral litúrgica en la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid. A raíz del Concilio Vaticano II comenzó a componer canciones que hablaban de un cristianismo abierto y comprometido. Así, en la discográfica Discoteca Pax (casa discográfica perteneciente a Propaganda Popular Católica, PPC), edita desde 1969 varios singles: “El Señor es mi fuerza” (Pax Y-702, 1969); “¿dónde está la paz? / Gritos rotos” (Pax W-020, 1970); “'Adviento y liberación”' (Pax L-3.182, 1970); Presencia (Pax W-037, 1971) y “Canciones en mi camino” (Pax C-3200, 1971).

También comenzó a colaborar con la Editorial Apostolado de la Prensa Sociedad Anónima (EAPSA), con el que editó en 1970 el cancionero “Canciones de lucha y esperanza” (Madrid: EAPSA, 1970; 2ª ed. aumentada: Valencia: EAPSA, 1972) y grabaciones para el grupo “Conjunto fe”: el disco “Canciones de lucha y esperanza” (EAPSA, 1970) y las tres cintas de casete “Madre nuestra” (EAPSA Dim AP-1.001, 1972); “Canciones del hombre nuevo” (EAPSA Dim AP-1.002, 1972); “Una ciudad para todos” (EAPSA Dim AP-1.003, 1972) y “Canciones en mi camino” (EAPSA AP-1.007, 1974).




Entre 1972 y 1973 se marcha a Perú para trabajar en una comunidad con campesinos del norte de Perú del Valle del Río Chira, dando clase a los niños de ese país, donde lo llamaban “el padre Quique” (y sus estudiantes le denominaban “Quique gavilán”, por los dibujos animados). Allí comienza a componer  unas canciones que reflejaban las luchas de liberación del pueblo latinoamericano, hablando de un cristianismo comprometido con la explotación de los pobres por los poderosos, junto con poemas de Pablo Neruda a los que puso música. Esas canciones se empezaron a grabar en España a finales de 1973 por el conjunto “Quinteto Bau”, cuyos integrantes eran parte del grupo argentino-español Alpataco, en varios discos LP de EAPSA, recopilados luego en un CD en 2004 llamado “Cantares de libertad”. Juan Antonio Espinosa sigue estando actualmente, vinculado a comunidades cristianas de base, y sigue componiendo canciones y editando discos: “Las canciones de la asamblea”; “Testigos de Jesús”; “Canciones de un pueblo caminante”, etc.,

El disco LP “La tierra grita” sale a comienzos de 1974. Está interpretado por el “Quinteto Bau” (músicos argentinos del grupo Alpataco). Son canciones de Juan Antonio Espinosa creadas en Perú y dos poemas musicados de Pablo Neruda (Parral, Maule, Chile, 1904 - Santiago de Chile, 1973),  En 1975 se edita el disco en Perú por el Centro de Estudios y Publicaciones (CEP), con los temas en otro orden, y con la particularidad de que el tema “Palmeras” se le denomina “Ya nace el poder del pueblo” (quizás este fuera el título original del tema, pero la censura española vigente aún en 1974, no autorizara este título, teniéndolo que cambiar en España).

En la edición peruana aparece el siguiente texto:

Nos ha tocado vivir una época de enfrentamiento radical entre las grandes potencias industrializadas y los países subdesarrollados. En él, éstos luchan por su liberación del sojuzgamiento ejercido por el imperialismo de los super desarrollados. El enfrentamiento, obviamente alcanza, al mismo tiempo, el ámbito económico, social, político y cultural.

En América Latina se levantan desde el pueblo los signos de una nueva conciencia que reclama conducir su propio destino; conciencia que denuncia, que protesta, que exige.

Uno de estos signos es la canción testimonial. Es la voz del cantor popular. No hay revolución sin una mística, vivida desde las raíces del pueblo, y no hay mística sin poetas, sin artistas. Serían vanos los más radicales cambios de estructuras, sin no emergiera el hombre nuevo que habría de encarnarlas. Esa es la tarea del artista: lograr la vivencia profunda de los cambios.

En América Latina existe ya un caudal de canciones que definen su imagen revolucionaria. Son el mejor instrumento de la nueva conciencia que se afirma.

El autor de las canciones de este disco, Juan Antonio Espinosa, vive con hondura el drama de nuestros pueblos y en ellas se expresa su vivencia estrecha con el mundo campesino, especialmente del Perú.

El Centro de Estudios y Publicaciones (CEP) quiere, a través de sus ediciones y ahora por este primer disco, contribuir a expresar y apoyar la lucha de liberación de las clases explotadas. CEP.

Y el propio Espinosa nos dice:

Estas canciones nacieron en tierras peruanas
a la escucha atenta de los gritos
del Continente Latinoamericano.

La liberación solo llega cuando
los opresores caen de su pedestal
y la historia encamina a los oprimidos
por la senda de los hombres libres.
   
Quinteto Bau: La tierra grita,
LP (EAPSA 1008/E, 1974);
MC (EAPSA AP-1008, 1974).
LP (CEP 01, 1975). Editado en Perú.
LIBRO: (Lima, Centro de estudios y Publicaciones CEP, 1976). Letras y partituras. Dibujos de Alfonso Cerdán y Alvaro. Editado en Perú.







A1. Palmeras.
A2. Cuesta seguir hasta el fin.
A3. Paloteando.
A4. ¿Un hombre cansado?
A5. Aquí me quedo. Poema de Pablo Neruda del libro “Incitación al nixonicidio y alabanza de la revolución chilena” (1973).
A6. No podrán matar al pueblo.

B1. No se puede sepultar la luz.
B2. Canta, guitarra, canta.
B3. A ti te llamo. Poema de Pablo Neruda (poema IX) del libro “Incitación al nixonicidio y alabanza de la revolución chilena” (1973).
B4. Nos permitieron un día.
B5. Viejos caminos de piedra.
B6. Cuando los pobres se alegren.


Juan Antonio Espinosa nos dice, en relación al tema “A ti te llamo” de Neruda:

edición peruana (1975)
Pablo Neruda murió el 23 de septiembre de 1973, doce días después del golpe del general Pinochet.
Las noticias que le llegaron de la muerte de Salvador Allende, del asesinato de Víctor Jara y de tantos trabajadores, estudiantes y obreros, precipitaron el fatal desenlace del cáncer que Neruda padecía.
Fueron muchos los que se habían concentrado aquel día para darle sepultura en el Cementerio General de Santiago de Chile. Los asistentes estaban rodeados de soldados armados con ametralladoras.
A pesar de todo, en voz alta se empezó a leer el poema "A ti te llamo", uno de los últimos escritos por Neruda:

... "Yo no creo en los odios inhumanos,
y no creo que el hombre es enemigo;
yo creo que con tu mano
y con mi mano,
frente al malvado
y contra sus castigos
llenaremos la patria de regalos
dorados y sabrosos como el trigo".
Días después, al enterarme de este detalle por la prensa peruana, sentí una profunda emoción, pues precisamente yo había musicalizado este poema sólo unos pocos meses antes.

Sí, este poema se convirtió en el testamento de Pablo Neruda.
Luego, cuando en 1974 se publicó mi disco-libro “La tierra grita”, en el que se incluía la canción sobre este poema, yo añadía este sentido comentario:
“Pablo Neruda invita a unir las manos para construir la patria nueva.
Éste era su Credo: Yo creo que con tu mano y con mi mano...
Este poema fue leído momentos antes de ser depositado en su tumba.
Todavía se escuchaba el latir de tanta sangre derramada.
Pero estas palabras siempre seguirán sonando como un desafío:
Llenaremos la patria de regalos
dorados y sabrosos como el trigo.”

En 1974 también aparece el LP “Escucha nuestros gritos en la noche”, donde el trío “Merche, Joaquín y Manolo” y el “Quinteto Bau” (algunos miembros del grupo argentino Alpataco), cantan temas de Juan Antonio Espinosa; adaptaciones de salmos hechas por él y pone música a dos poemas: uno de Blas de Otero y otro de Pablo Neruda.

Merche, Joaquín y Manolo y “Quinteto Bau”: Escucha nuestros gritos en la noche,
LP (EAPSA 1009/E, 1974);
MC (EAPSA AP-1009, 1974).
LIBRO: Madrid, EAPSA, 1976. 172 p. Cancionero con partituras. Dibujos de Alfonso Cerdán y Alvaro.









A1. Escucha nuestros gritos en la noche (salmo 5).
A2. Desterrados (Canción de Juan Antonio Espinosa).
A3. Tú eres la parte de nuestra herencia (salmo 15).
A4. ¿Por qué? (salmo 21).
A5. Felices los pobres (bienaventuranzas).
B1. Cantaremos tus hazañas (salmo 9).
B2. Feliz el hombre (salmo 1).
B3. Despertar (Canción de Juan Antonio Espinosa).
B4. Si me muero. Poema de Blas de Otero (Bilbao, Vizcaya, 1916 Majadahonda, Madrid, 1979).
B5. El monte y el río. Poema d Pablo Neruda, del libro “Los versos del capitán” (1952).
B6. Sufres, guitarra (Canción de Juan Antonio Espinosa).


También es de 1974 un single con dos canciones interpretadas también por el trío “Merche, Joaquín y Manolo”. Son dos poemas de Manuel Pacheco (Olivenza, Badajoz, 1920 - 1998): “Niño de carne amarilla” y “Villancico al niño pobre”, a los que Juan Antonio Espinosa le puso música (el primero de ellos lo volvería a grabar en el LP de 1976 dedicado a este poeta).

Niño de carne amarilla / Villancico al niño pobre,
SG (EAPSA 14003/V, 1974).




 


 
MANUEL PACHECO
En 1976 edita un disco llamado “Cantares de ojos abiertos. Espinosa canta a Manuel Pacheco” donde canta junto a sus hermanos Fernando y Pedro Espinosa, que está íntegramente dedicado al poeta extremeño Manuel Pacheco poniéndole música a doce poemas suyos. 

Obras de Manuel Pacheco: “Ausencia de mis manos” (1949); “En la tierra del cáncer” (1953); “Poemas al hijo” (1960); “Todavía está todo todavía” (1960); “Poemas en forma de…” (1962); “Poesía en la tierra” (1972); “Para curar el cáncer no sirven las libélulas” (1972); “El emblema del sueño” (1972); “Cantares de ojos abiertos” (1976); “El libro de las odas” (1993).

 


Cantares de ojos abiertos,
LP (EAPSA 1010/E, 1976).






 

 
 
A1. Hay que hacerlo esperanza.
A2. La juventud se marcha.
A3. Para gritar el silencio.
A4. Mi bota rota.
A5. Buscando la infancia.
A6. El hambre es negra.

B1. Yo me dirijo al hombre.
B2. Dame la mano, muchacha.
B3. Para tirar una piedra.
B4. Para no cantar la fiesta de la poesía.
B5. Niño de carne amarilla.
B6. Para nombrar a Antonio Machado.

Aquí podemos escuchar “La bota rota” en una reciente grabación de 2012:

LA BOTA ROTA

Y en el disco de 1977 “Hombres sin tierra”, le pone música y canta poemas de tres poetas extremeños menos conocidos como son:

Jaime Álvarez Buiza (Badajoz, 1952). Obras: “Desde un amor en lucha”; “Tarde de siempre”; “Huida de las horas”; “Insistente reencuentro”; “Personario”; “Espera inacabada”; “Desconsolada espera” y “Presagio del silencio”.

Luis Álvarez Lencero (Badajoz, 1923 - Mérida, Badajoz, 1983). Obras: “Surco de la sangre” (1953); “Sobre la piel de una lágrima” (1957); “Hombre” (1961); “Tierra dormida” (1969); “Juan Pueblo” (1971); “Canciones en carne viva” (1973); “Se hace camino al andar” (1973); “Homenaje a Extremadura” (1981); “Poemas para hablar con Dios” (1982); “Humano” (1982). 

José María Lorite (Almendralejo, Badajoz, 1959). Obras: “El hombre que me aloja” (1984); “Las palabras del aire” (1988).

Así como al vasco Blas de Otero (Bilbao, Vizcaya, 1916 - Majadahonda, Madrid, 1979) y al centroamericano Jorge Debravo (Turrialba, Cartago, Costa Rica, 1938 - San José, Costa Rica, 1967). Obras: “Milagro abierto” (1959); Vórtices (1959); “Bestiecillas plásticas” (1960); “Consejos para Cristo al comenzar el año” (1960); “Madrigalejos y madrigaloides (1960); “Romancero amargo (1960); “Nueve poemas a un pobre amor muy humano” (1960); “Algunas muertes y otras cosas recogidas en la tierra” (1961); “El grito más humano” (1961); “Devocionario del amor sexual” (1963); “Poemas terrenales” (1964); Digo (1965); “Nosotros los hombres” (1966); Los despiertos (1972); Guerrilleros (1987).


 
Hombres sin tierra
LP (Discos BX D-1.011, 1977).
MC (Discos BX D-1011, 1977)






 
 
 
A1. Hombre. Poema del poeta costarricense  Jorge Debravo. 
A2. Dos provincias van llorando. Poema de Jaime Álvarez Buiza.
A3. El tonto del pueblo. Canción de Juan Antonio Espinosa.
A4. Trigo de libertad. Canción de Juan Antonio Espinosa.
A5. Juan Asco. Poema de Luis Álvarez Lencero. 
A6. Manos de hombres sin tierra. Poema de José María Lorite. 
A7. Fue en Villanueva de Algaidas. Canción de Juan Antonio Espinosa.
A8. Despertar. (Letra anónima).

B1: Campesinos de mi tierra. Canción de Juan Antonio Espinosa.
B2. Si me muero. Poema de Blas de Otero. 
B3 Los parados. Poema de Luis Álvarez Lencero.
B4 Si yo caigo por las calles. Canción de Juan Antonio Espinosa.

En 2004 edita un doble CD donde recopila todas estas canciones y al que llama “Cantares de libertad”. 

VV.CC.: Cantares de libertad,
2CD (Edibesa 4048, 2004).





 

Mi bota grita que el mundo
es una fiesta
para los que están robando
a los que no se despiertan.

La bota que tengo rota
es la izquierda,
la del pie del corazón
y la boca siempre abierta.

Por el roto de mi bota
el calcetín se despierta
y el sudor de mi poesía
se me convierte en culebra.

La bota que tengo rota
es la izquierda
y ahora se me está rompiendo
la bota derecha.

Cuando se rompan las dos
haré una barca con ellas.

Manuel Pacheco (Mi bota rota)

No hay comentarios:

Publicar un comentario