martes, 10 de mayo de 2016

LUCIA SOCAM: NUEVO DISCO


El pasado día 7 de mayo, en la Feria del Libro de Sevilla, se presentó, junto al libro “Biografía (casi) de Blas de Otero”, editado por la editorial sevillana “Atrapasueños” (un libro cuyo objetivo es acercar a los jóvenes a la figura de este poeta), el CD “Otero” de Lucía Socam (Lucía Sosa Campos: Guillena, Sevilla, 1986). En este trabajo, editado por Carambolo Sociedad Cooperativa Andaluza, nos presenta trece temas, de los cuales, doce son poemas de este poeta vasco, musicalizados por ella misma, y uno del poeta y ensayista andaluz Juan José Téllez Rubio (Algeciras, Cádiz, 1958). El acto tuvo lugar a las 12´30 horas, en el stand de la Red de Bibliotecas Municipales de Sevilla.



Este año, las ferias del libro, en general, se han olvidado del centenario de Blas de Otero, pues el cuarto centenario de Cervantes ha acaparado la atención de libreros, editores, y organizadores, olvidándose de este poeta vasco representante de la poesía social de los años 50, tan comprometido con los problemas de España de ese momento, y que le costó por ello el tener que editar algunos de sus libros fuera de España.


EL DISCO.-


PORTADA DEL CD
Los doce poemas a los que pone música Lucia Socam son los siguientes (seguimos para su descripción la edición: Obra completa (1935 - 1977). Edición de Sabina de la Cruz con la colaboración de Mario Hernández (Barcelona: Galaxia Gutenberg - Círculo de Lectores, 2013).



1. Vivir. Es un poema escrito el 22 de febrero de 1969, perteneciente a la sección III del libro “Hojas de Madrid con La galerna [1968-1977]” (2010), p. 812 O.C.



2. A la inmensa mayoría. Es el poema inicial del libro “Pido la paz y la palabra [1951-1954]” (1955), p. 227 O.C.

Adolfo Celdrán también le puso música y grabó este poema.




3. La Tierra. Lo canta con el cantautor venezolano José Alejandro Delgado (Caracas, Venezuela, 1980). Es un poema escrito en 1948, perteneciente a la sección “3. Poderoso silencio”, del libro “Ángel fieramente humano [1947-1949]” (1950); p. 167 O.C.

4. Canción para arrullar a la niña Julia Goytisolo. Escrito en julio de 1956, es un poema no editado en libr; p. 812 O.C.

5. Cuando venga Fidel se dice mucho. Poema escrito en 1964, de la sección “Capítulo V. La verdad común”, del libro “Que trata de España [1960-1964]”, editado en Francia en 1964, p. 518 O.C.

6. A Marcos Ana. Poema escrito en mayo de 1962, de la sección “Capítulo IV. Geografía e historia”, también del libro “Que trata de España [1960-1964], p. 479 O.C.



7. Digo vivir. Poema escrito en 1950, de la sección “Final”, del libro “Redoble de conciencia [1947-1950]” (1951). p. 223 O.C. 

LUCIA SOCAM CON EL AUTOR DE ESTE BLOG
8. A Elena Clementellí. Lo canta junto al cantautor cubano Vicente Feliú Miranda (La Habana, Cuba, 1947); de la sección III del libro “Hojas de Madrid con La galerna [1968-1977]” (2010), p. 783 O.C.



9. Ni él ni tú. Poema escrito el 4 de septiembre de 1950; de la parte I de la sección 2 del libro “Redoble de conciencia [1947-1950]”, de 1951; p. 204 O.C.



10. Puertas cerradas. Lo canta con Chipi de “la Canalla” (Antonio Romera “Chipirón”, del grupo gaditano “La canalla”, creado en 2009 en Barcelona y formado por cinco andaluces). 

Poema escrito en 1948, dedicado A Rafael Alberti, tras la publicación en Buenos Aires de su libro Pleamar (1944). Está en la parte II de la sección “2. Hombre”, del libro “Ángel fieramente humano [1947-1949], de 1950; p. 157 O.C.



11. A punto de caer. Poema de 1950, de la parte II, de la sección 1, del libro “Redoble de conciencia [1947-1950]”, de 1951; p. 197 O.C.



12. Anda Jaleo. Poema de Juan José Téllez Rubio (Algeciras, Cádiz, 1958) dedicado el poeta.



13. Cuba. Poema del mismo nombre, escrito el 25 abril de 1968, que lo canta junto a [Me voy de Cuba, me llaman], de la sección “III. Con Cuba [1964-1968]”, del libro “Poesía e historia [1960 1968]”; p. 592-593 O.C.














En el cuadernillo de este trabajo, aparece un texto del poeta y periodista Juan de Loxa (Juan García Pérez: Loja, Granada, 1944), que nos comenenta:


  

LUCÍA SÓCAM, DE PAR EN PAR LA VIDA.-



BLAS DE OTERO EN GRANADA
Una vez más, Lucía Sócam, nos trae una grabación “al rojo vivo”, pero ahora delicadamente matizada, con tan buen pulso, con versos donde siempre amor es solidaridad y esa palabra de Blas de Otero busca a la mayoría para elevarla, desde la duda existencial o lo social con esa gran pregunta de si el ángel sabrá cómo salvarnos. Otero acusa, pide la paz y acusa y desama, escupe y desprecia “a esos cobardes envenenadores, vendedores de sueños...” que siempre fueron y son aún. Coincide el centenario del poeta, con los cuarenta de un encuentro, en Fuente Vaqueros, que muchos consideran fue el gran impulso para que fuesen abriéndose las puertas de la libertad. Un día antes y un día después de aquel 5 de junio, "el 5 a las 5", compartíamos escenario en uno de los patios del Hospital Real y con nosotros, Lola Gaos, José Agustín Goytisolo, Francisco Giner de los Ríos y Ladrón de Guevara, entre otros; pero Sabina de la Cruz y Blas habían llegado antes, cuando todavía no había sido destrozada por grupos franquistas la exposición que los jóvenes universitarios habían instalado en los muros. 

CON JUAN DE LOXA EN GRANADA
¿Con quién está Blas de Otero ...fue su saludo y grito. “Con el estudiante y el obrero” fue la respuesta coral y se alzaron banderas contra “el se prohíbe el cante” y a los sones de "la bandera se levantará", ya sabíamos que no había marcha atrás. El “Federico Vive” -media hora autorizada y con sus consecuencias-en la voz de Guevara, dio paso a Montesinos, Nuria Espert, Rivas, Aurora Bautista, Alberti en versos enviados. Al día siguiente pasábamos por el Albaicín: “En la calle del Agua está Blas de Otero/separando lo falso y lo verdadero...”. Hubo otras citas. De todo hace ya mucho tiempo y algunos ya no están, aunque sí la memoria tan en flor, como otra espada. No pudieron con la palabra, con nuestro llanto andaluz. Los labios de Lucía Sócam, por el aire. Quienes buscan una tierra, los que perdieron su pan, quienes han sido estafados-nosotros, perdedores-nos rebelamos en espera de “otros bárbaros del sur” que si llegan, hagan justicia. La ternura de Lucía Sócam, nos hace, como en el verso de este poeta de Bilbao y de todos los mundos, espera en tiempo crucial, “una España mañanada”. Que la geografía abra los brazos y sea el corazón su estrella.



Juan de Laxa





Y otro texto del escritor y periodista Juan José Téllez Rubio (Algeciras, Cádiz, 1958) nos dice:



NOS QUEDA BLAS DE OTERO.-



Frente al vocerío de los ganapanes y el estruendo de la estridencia, nos queda su palabra, la de la fidelidad creyente en hombres y en mujeres, la de la inmensa minoría, la de la razón y el corazón, la de la madre y la madrastra. Blas de Otero cumple cien años de soledad consciente y Lucía Socam lo canta para revivir su condición de ángel fieramente humano. Hay más rabia que dulzura en estas canciones basadas en poemas escritos por las paredes ciudadanas del alma. Casi cuarenta años después de la temprana muerte de Blas, la cantautora andaluza huye de la melodía complaciente para rasgar las vestiduras del poema hasta encontrar la encarnadura del grito. Sola o en compañía de otros, Lucía no excluye su ternura pero presiente su furia, la de una poeta que quizá presintiera que tanto tiempo después iba a seguir latente aquí “la sangre/fratricida, el desdén/ idiota ante la ciencia/ y el progreso”. Y que el mundo sigue siendo “un árbol desgajado./ Una generación desarraigada./Unos hombres sin más destino que/ apuntalar las ruinas”.



Juan José Téllez

No hay comentarios:

Publicar un comentario